Con una dotación de 450.000 euros aportados por la Comunidad de Madrid, de los que 410.000 se destinan exclusivamente a incentivos,  se firmó en la sede de APIEM el nuevo Plan Renove de Instalaciones eléctricas comunes en edificios de viviendas.

Este plan facilitará a los madrileños la renovación de las instalaciones eléctricas comunes de los edificios de viviendas para aportar una mayor seguridad y eficiencia.

No hay que olvidar que, hasta la fecha, se han puesto en marcha diferentes Planes Renove con unos resultados realmente espectaculares, ya que no sólo han supuesto un impulso dinamizador para la actividad económica de la región, sino que han conseguido cifrar las reducciones en el consumo energético entre un 20 y 40%.

 

El de Instalaciones eléctricas comunes es uno de los primeros en recibir dotación pública, y con esa cantidad destinada a incentivos directos -410.000 euros- se estima una cuantía de ayudas en 60 euros por cada contador que tenga la finca reformada. Con todo, se prevé que el Plan abarque unas 300 reformas, pudiendo beneficiarse del mismo 22.500 ciudadanos. También se cuantifican unos 3,5 millones de euros de inversión mientras esté activo, fijándose su finalización para el 30 de diciembre de este año o cuando se agoten los fondos asignados.

 

Especifica este Plan que las actuaciones subvencionables serán la reforma de las instalaciones correspondientes a los servicios generales del edificio -alimentación eléctrica de ascensores, centrales de calor y frío, grupo de presión o alumbrado de escalera, etc.-, así como otras instalaciones comunes, como piscina, garaje o alumbrado exterior.