La Comunidad de Madrid ayudará con hasta 150 euros por usuario al cambio de la instalación de la caldera gracias a que se va destinar 900.000 euros dentro de un convenio del Plan Renove de Calderas Individuales. Así lo ha destacado este lunes el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, tras la firma con la Asociación de Empresarios de Fontanería, Saneamiento, Gas, Calefacción, Climatización, Mantenimiento, Electricidad y afines de Madrid (ASEFOSAM) de dos convenios; uno del Plan Renove de Calderas Individuales y de Válvulas con Cabezal Termostático.

De este modo, la Comunidad ofrece una ayuda de hasta 150 euros por cada caldera de condensación que se cambie, un programa al que se ha destinado 900.000 euros y que estará vigente hasta el 25 de septiembre. Con esta firma se pretende «mejorar la seguridad y la eficienciade estas instalaciones, así como optimizar su rendimiento energético de los equipos y reducir su consumo», además de la facilidad de permitir que se cambien equipos «anticuados y obsoletos por otros nuevos».

Así, estos equipos permiten un ahorro del 25 por ciento en el consumo de combustible «al recuperar parte de la energía que de otro modo se perdería con los humos que se expulsan a la atmósfera», un plan en el que participan también las diferentes empresas fabricantes de calderas, pertenecientes a la asociación FEGECA, las dos compañías distribuidoras de gas natural en la región, Madrileña Red de Gas y Gas Natural Madrid.

En la firma de la edición de este año se espera alcanzar las 6.000 renovaciones de calderas, lo que beneficiaría a unos 18.000 ciudadanos y propiciará una inversión de 4,5 millones de euros. Con ello y para acceder a estas subvenciones, el titular deberá presentar la solicitud a ASEFOSAM junto a la documentación correspondiente.

Válvula con cabezal termoestático

Ossorio ha suscrito también un convenio de colaboración para desarrollar un Plan de Impulso de Válvulas con Cabezal Termostático con ASEFOSAM y los principales fabricantes de este tipo de dispositivos, que sustituyen a las válvulas manuales de los radiadores y que estará vigente durante todo el año 2015.

Estas válvulas permiten una gestión «más eficiente» de la calefacción al regular la temperatura que se desea en cada habitáculo de una vivienda u otro inmueble, lo que puede suponer un ahorro energético y económico de entre el 20 y el 25 por ciento.

Si estás interesado en cambiar tu caldera ponte en contacto con nosotros que te gestionamos el cambio de la caldera y la ayuda correspondiente.